La navidad en Japón y sus tradiciones

La Navidad, esa fiesta tan especial que hace que las calles occidentales se llenen de luz y color, villancicos y buenos sentimientos, y que es una época que los japoneses viven con mucha alegría. Sus calles se engalanan con decoraciones espectaculares de luz y sonido denominadas Christmas Illuminations realizadas en espacios públicos para el uso y disfrute de todos.



En lo que se refiere a decoración en las casas, no suelen poner demasiado adorno ya que es una celebración para consumir, estar en familia y hacer muchos regalos. Si lo miras bien las casas japonesas son bastante reducidas por lo que es mejor estar cómodos que colocar un árbol grande de Navidad en su interior colocando en su lugar alguno más pequeño que no ocupe espacio.

Los japoneses han adaptado esta festividad a su manera ya que el día 25, que en España es festivo, ellos trabajan, pero eso no quita que también hayan desarrollado sus costumbres propias. Las luces navideñas una vez pasado este día 25, se quitan rápidamente para volver a decorar todo para la festividad de noche buena y año nuevo.



La Nochebuena

Esa noche es principalmente romántica y mágica ya que los restaurantes más importantes reciben muchas reservas de parejas que quieren celebrar esa noche añadiendo un toque más romántico al ambiente el echo de que en Japón del norte y central suele nevar en esta época.

En Japón se comercializa tanto como en occidente pero con la diferencia de que no tiene sentido religioso si no que lo tratan como un festival con muñecos de nieve hinchables con gorros típicos de estas fechas. Incluso los canales de televisión emiten a todas horas programas navideños y películas especiales para la ocasión.

Año Nuevo
Este día es muy importante para los japoneses ya que se reúnes para poder disfrutar de comidas muy especiales y visitar el templo. Es una de las fiestas más populares del calendario japones donde las familias limitan sus tareas para dedicarse por completo a atender a todos sus familiares.



Este último día se dedican a hacer un ritual, Osoji. Consiste en limpiar la casa en profundidad para que haya una purificación física y espiritual expulsando la mala suerte de su hogar. Una vez finalizado este, se adornan las casas con ramas de pino, Kadomatsu, colocándolas en las entradas de las vivientas. Estas ramas representan la longevidad y no se retiran de su lugar hasta el día 14 de enero.



Al finalizar la cena de fin de año se escuha el “Joya no Kane” que son 108 campanadas que se realizan en los templos budistas donde muchas familias se concentran para poder estar presente hasta que finalizan estas. Una tradición increible que todos deberíamos vivir aunque sea una vez en la vida.

Tradiciones gastronómicas

La cocina tradicional en Japón se basa en productos frescos de temporada, su elaboración y como no, una estética visual basada en el diseño, el equilibrio y el color. Se pueden ver a miles de ciudadanos haciendo cola en los restaurantes de comida rápida americana KFC para comprar el cubo de pollo frito, champan y pastel pero hay una gran cantidad de restaurantes con mucha variedad de comida para celebrar estas fiestas.

En lo que al año nuevo se refiere se sigue la tradición de la comida de Año Nuevo. Además de los fideos de trigo que se come en Nochevieja y la sopa de verduras con pastelitos mochi zōni, los tres primeros días del año se disfruta de este plato llamado Osechi Ryori, un tipo de comida variada que se sirve en cajas lacadas o de madera de varios pisos y con varios compartimentos llamadas jūbako, muy parecidas a las grandes cajas de obentō. Esta cajas simbolizan salud y prosperidad.



El Osechi Ryori, con su aspecto visual y la armonía entre los colores se suele preparar con un orden determinado. En el piso superior,ichi no jū, irían los aperitivos como las judías kuromame, las judías kazunoko, las sardinitas tazukuri, etc. En el segundo piso, ni no jū, se ponen los entrantes como la pasta de castañas y boniatos kurikinton, la tortilla datemaki o los pasteles de pasta de pescado kamaboko. En el tercer piso, san no jū, van los pescados asados y en el cuarto piso, yo no jū, irán las verduras. Normalmente el piso número cinco está vacío y simboliza la prosperidad para el futuro.

Otra especialidad culinaria de Japón en estas fechas es el Ozoni, una sopa de mochi y arroz hervido donde se tritura todo y se forma una bola blanca de masa preparándose en el primer día del año para que el resto de los meses vaya todo bien.



Postres y bebidas navideños

Algo que no puede faltar en ninguna festividad son los pasteles de Navidad japonés, Kurisumasu kēki, algo muy típico durante estos días tan especiales. Se trata de un bizcocho recubierto de crema blanca pastelera y decorado con fresas que simbolizan los tonos de la bandera nacional.




Por otro lado hay una bebida obligatoria de la Navidad de Japón llamada O-toso, el sake caliente, realizada con hierbas y especias como la canela, la pimienta sancho y el ruibarbo. Tienen la creencia que si lo bebes en compañía de tus familiares se evitaran enfermedades.

La navidad en Japón y sus tradiciones